Indicadores DESI 2020

El ONTSI publica el dossier de indicadores del Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI) correspondiente al año 2020 con los principales resultados del índice que elabora la Comisión Europea.

La Comisión Europea publicó el 12 de junio de 2020 los resultados del índice de Economía y Sociedad Digital DESI. Este índice muestra el grado de competitividad de los Estados miembros en lo relativo a la Economía y Sociedad Digital. Combina y sintetiza los valores de hasta 37 indicadores relacionados con cinco dimensiones sobre conectividad, capital humano, uso de servicios de internet, integración de la tecnología digital y servicios públicos digitales. Como cada año, la Comisión Europea modifica la metodología de cálculo de este indicador para mejorarla y tener en cuenta los últimos avances tecnológicos, y recalcula el indicador de todos los países para los años anteriores. En 2020, se mantienen las cinco dimensiones que lo componen, pero se ha reducido el número de indicadores, pasando de 44 a 37.

En 2020, España ocupa el puesto undécimo de los veintiocho Estados miembros de la UE en el índice global DESI. El nuevo cálculo realizado en 2020 mejora la puntuación de España, pasando de 53,6 a 57,5, pero empeora en un puesto, con la nueva metodología España ocuparía la posición décima en 2019 y en 2018.

Los resultados que obtiene España en cada una de las dimensiones que componen el DESI tiene un comportamiento dispar: mejora en tres dimensiones, se mantiene en una y empeora en otra. Respecto a las mejoras, España pasa de la 4 a la 2 en servicios públicos digitales, de la posición 17 a la 16 en Capital humano, y de la 13 a la 11 en uso de servicios de Internet. No varia su posición en la dimensión de conectividad (posición 5). En la dimensión de integración de tecnología digital, pierde una posición, pasando de la 12 a la 13.

La dimensión en la que España está mejor posicionada es la de Servicios Públicos Digitales en la que ocupa el segundo puesto por detrás de Estonia, y muy por encima de la media de la UE. Destaca su posición en el indicador sobre datos abiertos, con el 90% de la puntación máxima, ocupando la segunda posición detrás de Irlanda. En general, esta dimensión refleja un alto nivel de interacción electrónica entre las administraciones públicas y los ciudadanos, muy por encima de la media de los países de la UE. El informe de la CE señala que estos resultados son fruto de la oportuna aplicación de una estrategia digital por defecto en toda la administración central. Así, el 82% de los usuarios de internet que necesitan presentar formularios utilizan los servicios de la administración electrónica, frente al 67% de los europeos. También presenta una puntación muy positiva en la disponibilidad de formularios pre cumplimentados, 80 puntos sobre 100 frente al 59 sobre 100 de la media de la Unión Europea. Lo mismo ocurre con la cantidad de actos administrativos relacionados con los principales eventos de la vida que pueden realizarse en línea, medido con un indicador de compleción en el que España tiene una puntuación de 96 puntos sobre 100, por encima de los 90 de la media de la Unión Europea. En cuanto al servicios públicos digitales para empresas, España alcanza una puntuación de 93 sobre 100, muy superior a la media de la Unión Europea que es de 88 puntos.

También es positiva la quinta posición de España en la dimensión de Conectividad. El informe de la CE destaca que España está particularmente bien situado en lo que respecta a las redes de muy alta capacidad. La extensión de las redes de fibra óptica es uno de los factores que sobresalen respecto del resto de países de la UE, el 80% de los hogares españoles tienen cobertura de este tipo de redes frente al 34% de la media de la UE. Destaca la implantación de la banda ancha fija de al menos 100 Mbps, que alcanza el 53% de los hogares españoles frente al 26% de los europeos, ocupando la tercera posición de los 28 Estados miembros. En cobertura de la red fija de muy alta capacidad (VHCN), España ocupa la cuarta posición, con un 89% de los hogares con este tipo de cobertura, frente al 44% de la media de la UE. España también se encuentra por encima de la media de la UE en cuanto a preparación en redes 5G. Respecto de este tema, el informe de la CE hace referencia a los proyectos piloto con tecnología 5G puestos en marcha por Red.es.

Respecto a la dimensión de uso de servicios de Internet, la puntuación de España (60,8) se sitúa por encima de la media de la UE (58), ocupando la posición 11 y mejorando dos posiciones respecto del año anterior. El 88% de los ciudadanos usan Internet regularmente, por encima del 85% de la media de la UE. Se ha reducido en 5 puntos el porcentaje de individuos que nunca han accedido a Internet, descendiendo al 8% el porcentaje de este colectivo (frente al 9% de la UE). Las actividades de Internet que los españoles realizan más que los europeos son la lectura de noticias (78% frente al 72% de la media de la UE), escuchar música, vídeos y juegos (86% frente a 81%), ver vídeo a la carta (39% frente al 31%), hacer videollamadas (61% frente al 60%), o participación en cursos en línea (16% frente al 11%). Sin embargo, en algunas actividades como la banca por internet (60% frente 66%), realizar compras por internet (64% frente a 71%) o vender en línea (15% frente al 23%) España está por debajo de la Unión Europea.

La siguiente dimensión en orden es la de integración de tecnología digital en la que España ocupa el puesto 13, perdiendo una posición respecto del año anterior. España destaca respecto a la media de la UE en los indicadores sobre intercambio electrónico de datos (43% frente al 34% de la media de la UE) y uso de redes sociales por las empresas (29% frente a 25%). También se sitúa por encima de la media en el indicador sobre comercio electrónico de las pymes: el 19% de las pymes españolas venden online, frente al 18% de las europeas. En cambio, está mal posicionada en el uso que las pymes hacen de la venta online con otros países de la UE (7% frente al 8% de la media de la UE), y en el volumen de negocios procedentes de las ventas en línea qué es del 9% frente al 11% de la media de la Unión Europea. Respecto a la utilización de Big Data, el 11% de las empresas españolas utilizan este tipo de análisis de datos frente al 12% de la Unión Europea. Además, el 16% las empresas utilizan servicios de cloud computing frente al 18% de la UE. Respecto de este tipo de servicios, el informe de la CE hace referencia al programa de fomento de soluciones en la nube para las PYME de Red.es para ofrecer a las empresas asistencia financiera.


En cuanto a la dimensión de capital humano, si bien la dimensión en la que España obtiene peores resultados, hay que destacar que se produce una mejora destacable respecto del año anterior, pasando de la posición 17 a la 16 en 2020. Respecto a las habilidades digitales, España se encuentra mejor posicionada en competencias digitales por encima del nivel básico, el 36% de la población tiene este tipo de competencias frente al 33% de la UE. Sin embargo, en las competencias digitales de al menos nivel básico, la proporción de españoles (57%) es ligeramente inferior a la media de la a Unión Europea (58%). También es inferior el porcentaje de españoles con conocimientos de software de al menos nivel básico, el 59% frente al 61% de la Unión Europea. En cuanto a la formación, se incrementa el número de titulados en TIC hasta el 4%, superando la media europea del 3,6%. Respecto a los trabajadores especialistas en TIC, también se incrementa respecto del año anterior hasta el 3,2%, pero sigue estando por debajo de la media de la Unión Europea, que se sitúa en el 3,9%. Lo mismo ocurre con las mujeres trabajadoras especialistas en TIC, qué suponen el 1,1% del total de empleo femenino, frente al 1,4% en el caso de la media de la Unión Europea.

 

Documento adjunto